Skip to content

The Story Behind PopIt

Acto de conciliación laboral – Definición y proceso

El acto de conciliación laboral es un procedimiento que invita al empleado y a la empresa a llegar a un acuerdo antes de que se inicie un proceso judicial entre ambas partes.

Hay situaciones entre trabajador y empresa que precisan el acto de conciliación obligatoriamente. Sin embargo, en muchas otras situaciones el trabajador puede interponer la demanda evitando el acto de conciliación laboral.

acto de conciliacion laboral

A continuación os indicamos algunas situaciones más frecuentes y su obligatoriedad para el acto de conciliación:

  • Despido (Obligatorio)
  • Salarios adeudados (Obligatorio)
  • Suspensión de contrato ( No Obligatorio)
  • Reducción de jornada ( No Obligatorio)
  • Derechos fundamentales (No Obligatorio)
  • Días de vacaciones (No Obligatorio)
  • Asuntos sobre movilidad geográfica (No Obligatorio)

Como veis, solo los despidos y el adeudamiento en materia de salarios hacen obligatorio este acto prejudicial. Cabe decir, que estas dos situaciones suelen ser las más frecuentes entre empresa y trabajador, por ello se propuso la obligatoriedad de este tipo de actos.

¿Cómo es el proceso del acto de conciliación?

Es el trabajador el responsable de solicitar dicho acto ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, más conocido como SMAC. Obviamente, el empleado debe cumplir una serie de requisitos que enumeramos a continuación:

  • Si el empleado ha sido despedido, dispone de 20 días hábiles para solicitar el acto de conciliación ante el SMAC.
  • Si el empleado tiene que reclamar salarios adeudados, el plazo es de un año para la solicitud del acto.

Tras la solicitud se fija una fecha, un lugar y una hora para la celebración del acto de conciliación. En dicho actos estarán citadas las dos partes y acudirá un funcionario del SMAC o un abogado conciliador. Por parte de la empresa puede acudir un representante de la misma y por parte del trabajador podrá acudir el propio afectado o su representante legal.

En el caso de que el trabajador no se presente, deberá presentar la solicitud de nuevo ante el SMAC si se encuentra dentro de plazo.

Si es la empresa la que no se presenta al acto de conciliación laboral, el acto se declara como Intentado y sin efecto, constando en acta la ausencia.

Hablamos de acto de conciliación laboral con avenencia cuando las dos partes llegan a un acuerdo para evitar el proceso judicial. El acuerdo entre ambas partes quedará reflejado y deberá ser cumplido obligatoriamente por empresa y trabajador.

Hablamos de un acto sin avenencia cuando no hay acuerdo entre empresa y trabajador. Es el caso más común en este tipo de procedimientos prejudiciales.

Nuestra experiencia en este tipo de procedimientos nos hace indicaros que es complicado que ambas partes lleguen a un acuerdo. Obviamente, este tipo de procedimientos se realizan con la intención de evitar la saturación que castiga nuestro sistema judicial en estos días y también abaratar los costes a ambas partes evitando el proceso.

Si necesitáis asesoramiento jurídico o laboral para este tipo de actos, no dudéis en contactar con nosotros. Os asignaremos un abogado experto en materia laboral y mediación para defender vuestros intereses.