Skip to content

The Story Behind PopIt

retrasar paga extra de navidad

Aplazar la paga extra de Navidad, ¿es posible?

Llega la Navidad y muchos trabajadores la esperan con ilusión, en parte por el abono de la paga extra correspondiente a este período. Los trabajadores que no tienen sus pagas extras prorrateadas suelen tener dos pagas extraordinarias; una en verano y otra en Navidad. Pero, ¿qué pasa si tu empresa tiene complicaciones económicas para abonar esta paga?

¿Es posible retrasar el abono de la paga extra de Navidad?

Aplazar el pago de alguna paga extraordinaria por problemas económicos o de cualquier otra índole es complicado para la empresa aún demostrando poca solvencia económica, ya que la paga forma parte del salario del empleado y es una obligación percibirla.

Es evidente que se trata de una situación complicada para ambas partes, por lo que es conveniente mantener la calma e intentar solucionar las cosas de manera sosegada.

Llegar a un acuerdo, la opción más recomendable para el empleador

Sin duda, el acuerdo entre empresario y trabajador es la opción más adecuada para el empleador en este tipo de casos. Se puede acordar un aplazamiento de la paga extra de Navidad en una fecha determinada que los representantes de los trabajadores podrán aceptar. Una vez se presente la propuesta, los trabajadores contarán con 15 días para aceptar el acuerdo de retraso de la paga extra.

Qué pasa si no hay acuerdo

Si no hay acuerdo entre trabajadores y empresario para el retraso de la paga de Navidad o la empresa decide aplazarla sin contar con la aprobación de los empleados surgen varios problemas para el empleador.

Si se efectúa una demanda contra la empresa explicando el aplazamiento de la paga, el empresario se puede enfrentar legalmente a las siguientes situaciones legales.

  • El trabajador podrá rescindir su contrato y tendrá derecho a una indemnización por parte de la empresa mediante despido improcedente, con su posterior derecho a prestación por desempleo.
  • Dicho aplazamiento de la paga se considerará nulo legalmente.
  • Sanción: la empresa se enfrenta a una sanción de un mínimo de 620 euros y hasta un máximo de 6250 dependiendo de si los retrasos en materia de salario son más o menos habituales dentro de la empresa.
  • La empresa se puede enfrentar a la situación de abonar de inmediato todos los importes que adeude a los trabajadores con un interés anual del 10%.